Centro Alba
606 679 144 ¡Pide tu cita ahora!
09 :14 AM / Blog /

¿Te levantas con la sensación de no haber descansado? ¿Tienes continuos dolores de espalda o de cuello? ¿Tienes la sensación de que tus articulaciones están rígidas? Es posible que todo ello se deba a que tu postura a la hora de dormir no es la adecuada. Sí, quizás dormir boca abajo sea lo más cómodo para ti pero eso no significa que sea la mejor. Hoy te queremos dar algunos consejos para que tu cuerpo descanse y se levante como nuevo.

– Lo primero que tienes que saber es que cada cuerpo es diferente y en función de sus necesidades, será más adecuado que duerma en una posición o en otra. En este sentido, te recomendamos que acudas a nosotros ya que conocemos tu cuerpo, tus articulaciones y te sabremos aconsejar.

– Boca arriba y con los brazos a los lados: en principio es una posición adecuada ya que no da problemas de espalda ya que no provoca que la espina dorsal tenga que hacer ningún esfuerzo. Esta es una de las mejores posiciones y si además, no utilizamos almohadas, aún mejor pero también hay que reconocer que esta postura se incrementan los ronquidos.

– Posición fetal: esta es una de las posiciones que prefiere mucha gente pero hay que tener cuidado con el hecho de que el cuerpo no repose directamente encima de nuestras extremidades ya que puede suponer que tengamos calambres por la mañana. También será inadecuada si tenemos un hombro dañado.

– Boca abajo: se trata de la peor posición para dormir. Afecta a la posición natural de la espalda, curvándola y presionando las vértebras; el cuello se eleva también y se comprime el estómago y los pulmones, además que impide la capacidad de respirar profundamente, ideal para la oxigenación.

– Siempre del lado izquierdo: dormir del lado izquierdo es mejor que del derecho en especial para las mujeres embarazadas ya que se incrementa la cantidad de sangre y nutrientes que llegan a la placenta; y la mamá puede respirar mejor que boca arriba en la que los pulmones se comprimen.

– La almohada, aunque te pueda parecer increíble no es necesaria para dormir bien. De hecho, no tendríamos por qué dormir con almohada si tenemos una columna cervical sana. Solo la deberían utilizar personas que tienen problemas. Si eres de los que no puedes dormir sin almohada selecciona la que consideres que mejor te sentará y prueba, solamente así podrás elegir la mejor para ti.

– El colchón: sucede lo mismo que con la almohada, nadie te puede decir cuál es el mejor para ti. Es un tema de prueba-error.

Por último, recuerda que descansar es muy importante no solo para tu cuerpo sino también para tu estado de ánimo, así que intenta dormir al menos 8 horas al día.

Escrito por:Admin
Dolor-de-espalda
11noviembre
Admin / dolor de espalda / 0 Comentarios
Prevenir envejecimiento corporal
11noviembre
Admin / antiaging / 0 Comentarios

Deja una respuesta